Blogia
espuelasdepapel

¿cómo podemos ayudar a nuestros hijos en los estudios?

¿cómo podemos ayudar a nuestros hijos en los estudios?

Demostrándoles que los padres consideramos importante la educación.

Si en casa se respira un clima de respeto hacia el estudio y hacia lo que hacemos en el Instituto es más fácil que nuestros hijos se sientan motivados a disfrutar del estudio y de las tareas escolares.Hablar de la finalidad de la educación servirá para que nuestros hijos entiendan lo útil que les será tanto para su futuro profesional como para su crecimiento personal. Los padres tienen que interesarse con frecuencia por el trabajo y el rendimiento de sus hijos, y no de evaluación en evaluación. Para ello puede ser útil hacerles preguntas acerca del Instituto y su trabajo escolar. Por ejemplo: "¿Qué asignatura te gusta más? ¿en cuál tienes más dificultades?...Es muy positivo que mantengan una estrecha colaboración con los profesores. Padres y profesores están metidos en una misma tarea: la educación, por ello, deben ir en la misma dirección y se precisa de una colaboración mutua estrecha. Es muy importante que demos ante un nuestros hijos siempre una imagen positiva del Centro y del profesorado.Es absolutamente imprescindible conocer el progreso y las necesidades de aprendizaje de nuestros hijos a través de la supervisión de los deberes, las tareas y el desempeño en las evaluaciones.

Ayudándoles a establecer hábitos de estudio

Una forma esencial de prestar apoyo a nuestros hijos es ayudándole a establecer hábitos de estudio adecuados. Reservando unas horas específicas para el estudio y no permitiendo que se interrumpan. Los padres debemos respetar el tiempo de realización de las tareas del instituto sin interferir con otros encargos.Hay que saber qué exámenes tienen, qué resultados están obteniendo, con qué dificultades se encuentran...Debemos seguir las actividades escolares a diario. El criterio es que cuanto más pequeños más de cerca hemos de hacer el seguimiento de las tareas de nuestros hijos. Pero cuando van siendo más mayores y han ganado en responsabilidad, les podemos dar más distancia en el seguimiento.Es muy útil ayudar a nuestro hijo a elaborar un plan de trabajo semanal basado en un horario de estudio personal y realista que pueda cumplir. Transmitir la importancia de organizar adecuadamente el tiempo sirve para que nuestro hijo lo valore y sepa aprovecharlo sin tener que renunciar a sus actividades favoritas. Podemos ayudarle a preparar una lista en un calendario, de las tareas a realizar cada día. El horario de estudio debe ser sobretodo factible, estar adaptado a nuestro hijo y debe cumplirse de forma regular.

Creando un buen ambiente de estudio en casa.

Hay que brindar a los hijos un ambiente adecuado para que puedan realizar su estudio en casa en las mejores condiciones posibles. El objetivo es que puedan estudiar sin grandes incomodidades, sin frecuentes interrupciones, sin mucho ruidos, en un ambiente bien iluminado y ventilado.Para que el lugar de estudio sea adecuado, debemos procurar que cumpla los siguientes requisitos:-. Debe ser siempre el mismo; de esta manera se evita que nuestro hijo pierda tiempo explorando un territorio al que no está habituado.-. Debe ser tranquilo y estar un poco alejado posible de estímulos que puedan distraerle (televisión, radio, teléfono, juegos, etcétera).-. El mobiliario ha de ser adecuado y cómodo; la altura de la silla debe permitir que los pies apoyen sobre el suelo y la mesa debe ser de tamaño suficiente para distribuir en ella lo necesario.-. El material necesario (libro, diccionario, apuntes...) que se haya de utilizar debe estar en orden y al alcance de la mano.

Estimulando y motivando adecuadamente

Los hijos están más motivados si los padres se interesan por los temas que están estudiando y no sólo por los resultados del rendimiento escolar.También motivamos elogiando sus éxitos y logros, pero sin pagar sus aprobados, haciéndoles ver que los resultados serán para ellos. Valorando positivamente sus esfuerzos y cualidades personales. Proponiendo metas y esfuerzos posibles y realistas.

Ayudándoles a dominar sencillas técnicas de estudio

Será indispensable que poco a poco domine técnicas de estudio básicas:

Lectura comprensiva del texto: Se leerá tantas veces como haga falta hasta conseguir un nivel de comprensión de la información satisfactorio. En numerosas ocasiones será necesaria la utilización de un diccionario para tener una comprensión correcta.

Subrayado de las ideas más importantes: Se resaltarán las palabras o frases más significativas de las ideas básicas del texto.

Elaboración de un esquema o resumen: Se extraerán las ideas que se consideren más importantes. Saber distinguir las ideas básicas de las secundarias no es una tarea sencilla y nuestro hijo sólo lo conseguirá con la práctica. A pesar de la dificultad inicial que supone hacer el esquema, más tarde le será de gran ayuda a la hora de retener la información.

Recuperación de la información: Nuestro hijo tiene que ser capaz de recordar la mayor parte del texto estudiado y de reproducir, en primer lugar, el esquema memorizado y, a partir de él, la información relevante que proporciona ese texto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres